LAS POSADAS DEL NOGAL

Ubicadas en La Serna del Monte, estas dos casitas de piedra y madera, con capacidad para seis personas cada una, y unas vistas inmejorables, se presentan como dos alojamientos ideales para todos aquellos que quieran conocer a fondo las maravillas que esconde la Sierra Norte madrileña: naturaleza, rutas, pueblos con encanto, gastronomía típica de la zona y, por supuesto, actividades que invitan a la aventura.

Se componen de una planta baja con salón, chimenea, tv led, y sofá convertible en cama, aseo y cocina comedor muy acogedora. Planta alta con dos dormitorios, uno principal con cama de matrimonio, y otra habitación con dos camas de 90cms, cuarto de baño completo. El jardín exterior común, dispone de barbacoa y muebles de jardín

Todas nuestras casas están perfectamente equipadas con:

  • Vajilla y cubertería de calidad, menaje, frigorífico, vitro cerámica/eléctrica, microondas, cafetera.
  • Sábanas, mantas, colchas y edredones.
  • Para los más pequeños disponemos de cunas de viaje y tronas (previa petición).
  • Las casas tienen calefacción, lo que asegura la temperatura ideal en todas las estancias.
  • Se dispone de servicio de limpieza y lavandería para largas estancias (consultar).
  • Se admiten animales. (PREVIA PETICIÓN)

Lugares de interés en La Serna del Monte

Iglesia Parroquial de San Andrés: Sólo conserva de la antigua construcción la planta, de una sola nave, y la espadaña. El edificio fue reformado en la segunda mitad del siglo XX. Se reconstruyó la cubierta, se añadió un porche de entrada y los paramentos interiores fueron pintados de blanco. Posee un retablo del siglo XVIII, columnas salomónicas y esculturas barrocas de San Andrés y de la Virgen con Niño de los siglos XVI y XVII.

Reloj de Sol: Delante del Ayuntamiento se encuentra un Reloj de Sol que era empleado por los agricultores para medir los turnos de riego.

En las proximidades de La Serna del Monte

Casamata: En las proximidades, a unos 200 metros del campo de fútbol, frente al depósito del Canal, se encuentra una Casamata o búnker empleado en la Guerra Civil.

La Serna del Monte

Es un pequeño municipio que aún conserva el encanto de lo tradicional. El 90% de sus tierras son terrenos de pasto con matorral, encinas, rebollares, cardos y enebros; también hay pequeñas zonas de encinares claros sobre roca. El tercio norte es de monte bajo. Está bañado por el arroyo de las Cárcavas que nace a 1 Km. del núcleo y lo bordea por su lado oeste.

El territorio de La Serna del Monte formaba parte, en la Edad Media, del término de Braojos. Eran tierras que los señores de Mendoza daban a sembrar a sus vasallos. El asentamiento es de origen medieval; los colonos construyeron sus viviendas junto a las tierras que trabajaban. Pero durante mucho tiempo no tuvo entidad como población, teniendo los servicios del concejo e Iglesia en Braojos.En el Siglo XVII, los habitantes construyeron una capilla a San Andrés y tras muchos pleitos, a principios del siglo XVIII, consiguieron que una bula papal les concediera la emancipación eclesiástica respecto a Braojos.

En la misma época consiguió la emancipación civil. En 1766 aparece como una población, con la misma entidad que Braojos, integrada en la Tierra de Buitrago. El pueblo vivía de la agricultura y de la ganadería. Las tierras de regadío, dependientes de una reguera compartida con La Acebeda, producían hortalizas, lino y prados con frutales, fresnos y chaparros. En secano se producía trigo y centeno, alubias y patatas. Desde mediados del siglo XX la agricultura ha desaparecido prácticamente y la actividad ha sido casi exclusivamente ganadera.

Noticias

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-10-54-25

En familia o con amigos El próximo puente de Diciembre disfruta de una magnífica escapada…

agenciasviajes

Únete a la solución para agencias de viajes y profesionales. Hazte colaborador de nuestro programa…